Deliveroo amplia su línea de negocio y va a por las empresas

Deliveroo amplia su línea de negocio y va a por las empresas

La startup de comida ha decidido ampliar su nueva línea de negocio.

Al final, el pastel del negocio del reparto de comida se va ganar a la fuerza. Las grandes tecnológicas o startups están conquistando, con sus nuevas líneas de negocio, los nichos de mercado que pueden ser susceptibles de adaptarse a su actividad.

Deliveroo, la startup de repartos de comida a domicilio, recibió 275 millones de dólares el pasado agosto; una suculenta cantidad de dinero para mejorar y ampliar su actividad. Desaparecido su competidor directo en España, Take Eat Easy, parte de la ampliación venía de forma gratuita. Sin embargo, había planes mucho más ambiciosos detrás: Deliveroo quería focalizar parte de su actividad en las empresas.

La compañía del canguro, que recién estrena un nuevo logo, ha anunciado su Deliveroo para los negocios. Un servicio de catering diseñado 100% para el sector de las empresas, lo que permite crear cuentas coporativas. La personalización del tipo de servicios deja que se pueda controlar cómo los empleados disponen de la aplicación y gestionar así los gastos de comida de una forma mucho más eficiente. Según Diana Morato, CEO de Deliveroo España, “el servicio ofrece una visibilidad completa y un reporte de gastos cómodo y flexible que facilitará la vida a los administrativos de la oficina, que pueden personalizar totalmente su cuenta”.

Según datos de la compañía, el servicio estará disponible en todos los territorios en los que la startup tiene operaciones. Por tanto, la conquista de las empresas de Europa es su nuevo objetivo. Desde la empresa se dieron cuenta de que gran parte de los pedidos realizado entre semana tenían su destino final en oficinas, sobre todo los martes según sus estadísticas. Trabajadores que no habían podido hacerse la comida, pero que tampoco querían ir a un restaurante. Así que, ¿por qué no profesionalizar el servicio? Esto supondría para la empresa ingresos estables que les garantizarían no sufrir la misma suerte que Take Eat Easy y, sobre todo, tener beneficios.

Además, para la startup valorada en casi 1.000 millones de dólares, supone una guerra abierta con los codiciados Tickets Restaurante. Pero, en especial, con otras empresas. Supone todo un reto a la actividad de UberEats, que también cuenta con versión de negocios y, sobre todo, a la actividad de Amazon. La presencia de la primera no deja de ser testimonial, pero Amazon está presente en prácticamente todo el mundo.

La guerra de la comida a domicilio ha pasado a ser algo de las empresas.

Siguiente Noticia:
Noticia Anterior:

Comentarios