Donald Trump versus BuzzFeed y el periodismo contemporáneo

Durnate la noche de ayer martes, BuzzFeed publicó un reporte que, supuestamente, había realizado un ex agente de la inteligencia británica en donde se acusaba a Donald Trump de una serie de cosas que, más tarde, sería ampliamente refutadas por él mismo y por su staff. Tristemente, el texto publicado por el sitio estadounidense contenía muchas imprecisiones, lo cual nos deja entrever que, más allá de que pudiera o no tener errores, efectivamente todo se trataría de una farsa.

Ante esto, y dado que la página en cuestión fue la única en publicar el escrito de manera íntegra, se puso en duda el rol que el periodismo tiene en estas circunstancias, ya que el hambre de atrapar audiencias y tener “la exclusiva”, a veces provoca errores garrafales como el anteriormente descrito. De acá se desprenden dos hechos de esta maraña de consecuencias que tuvo esta acción.

La primera es que el presidente electo norteamericano dio hoy una conferencia de prensa en donde salió a defender su punto de vista de toda la situación, en donde vivió uno de los momentos más tensos de su corta carrera política, ya que hizo callar a uno de los periodistas de CNN al acusarlo que dar noticias falsas, privilegiando así a otra colega del público. El momento fue capturado por distintos medios, y tuiteado por Bradd Jaffy de NBC Nightly News.

Here’s the exchange where CNN’s Jim @Acosta tries to ask Trump a question and the President-elect refuses pic.twitter.com/LlwmhPj5w3

— Bradd Jaffy (@BraddJaffy) 11 de enero de 2017

Asímismo, al consultársele sobre si efectivamente Rusia tuvo o no algún impacto en la carrera presidencial del empresario, este logró desviar la atención tocando otros temas relacionados, acusando ahora a China de estar detrás del caso “hackeos”.

Trump did not directly answer the question when asked if anyone connected to him or his campaign had contact with Russia during the campaign pic.twitter.com/SCNiJQcdqS

— Bradd Jaffy (@BraddJaffy) 11 de enero de 2017

 

Por otro lado, CNN logró contactar a uno de los asesores de Trump, Michael Cohen, quien fue acusado de haberse reunido con agentes del Kremlin en la ciudad de Praga. En conversación con la cadena, el norteamericano afirmó jamás haber estado en la ciudad checa, incluso teniendo que mostrar como prueba su pasaporte al presidente electo.

Además de lo anterior, y tocando ahora el segundo hecho que se desprende de lo que publicó BuzzFeed, es que se puso en duda el rigor periodístico de los profesionales estadounidenses, sin embargo es un tema que nos termina por afectar a todos. Es sabido que son varias las plataformas que están tomando medidas para evitar la proliferación de noticias falsas, sin embargo por personas poco éticas es que ocurren este tipo de cosas.

El reproche por parte de los medios de comunicación hacia lo realizado por el sitio en cuestión es bastante amplio, y es que aún teniendo los documentos en la mano y viendo que habían muchas inconsistencias, o bien que todas las acusaciones eran demasiado graves como para publicarlas sin reportear y confirmar los hechos, de igual manera subieron el contenido a su página, lo cual finalmente termina por desinformar y generar este caos al cual estamos expuestos ahora.

El columnista Michael Wolff escribió al respecto que “esto parece absurdo, paupérrimo, oportunista y falto de ética en todo nivel (…) La ética es simple: no debes publicar lo que no sabes si es verdad“, y la verdad es esa: el reporte es falso, existen antecedentes que apuntan a que incluso todo esto salió de 4Chan, y lo más importante de todo, no debemos creer en todo lo que nos dicen los sitios web cuyo contenido es más viral que informativo, porque el hambre de clics está haciendo estragos en el periodismo contemporáneo, y también en la vida de ustedes, nuestros lectores.

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.

Siguiente Noticia:
Noticia Anterior:

Comentarios