Ejército de EE.UU. investiga a soldados que filtraban fotos de sus compañeras de armas

La Naval Criminal Investigative Service (NCIS) lanzó ayer un reporte que informa que cientos de soldados estadounidenses están siendo investigados por filtrar fotografías íntimas de sus compañeras de armas en un grupo privado de Facebook, práctica que está penada por la ley en distintos grados, dependiendo del material publicado.

El grupo, llamado Marines United, tenía a más de 30 mil miembros, los cuales formaban (o forman aún) parte del US Marine Corps, Navy Corpsmen, e incluso de la British Royal Marines. Dentro del material que se compartía en este lugar, según contó uno de sus miembros en Reddit, se encontraban videos de porno vengativo, imágenes sacadas sin consentimiento de las afectadas, conversaciones sobre violaciones, comentarios xenófobos, entre otros materiales similares.

Según reporta hoy The Verge, muchas de estas imágenes eran acompañadas de información privada de las soldados afectadas, incluyendo nombres, cargos y datos sobre sus estaciones de servicio.

Todo lo anterior es acompañado también por la supuesta apertura que estas instituciones estaban teniendo hacia las mujeres, añadiéndolas en roles de alto cargo y en general abriéndoles las puertas al mundo de la milicia, por lo que un escándalo como este deja en entredicho todos los supuestos beneficios de las que estaban siendo parte.

El estudio fue publicado por el ex Marine Thomas Brennan, quien posterior a la publicación de su paper, ha recibido amenazas de muerte por parte de los soldados que hoy están siendo investigados. “Hay una recompensa por fotos de mi hija. Se ha sugerido que mi esposa debe ser violada como resultado de esto y la gente está pensando abiertamente que me debieran matar. ¿Puedes imaginar ser una de estas víctimas?”, dice.

Lamentablemente casos como este se han repetido en varios lugares del mundo, incluyendo a Chile, por lo que no debiera ser tomado como un caso aislado, menos aún teniendo en cuenta la cantidad de gente involucrada en este escándalo, además del calibre de las amenazas recibidas por el autor de este reporte. Otra muestra más de lo nefastas que pueden ser las redes sociales -y la gente misma- en algunas ocasiones.

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.

Siguiente Noticia:
Noticia Anterior:

Comentarios