¿El secreto de la creatividad? Perder el tiempo en internet

Esta es la historia de Kenneth Goldsmith, un profesor muy particular de la Universidad de Pensilvania que en el año 2014 dio que hablar por un “controversial” nuevo curso educativo que impartió: “Perder el tiempo en la internet”.

My class, called “Wasting time on the Internet,” will be offered @Penn next semester: http://t.co/5Zmw9tLe8y

— Kenneth Goldsmith (@kg_ubu) 25 de octubre de 2014

La idea era poder ver con que conceptos creativos podrían venir los alumnos luego de simplemente dejarlos “hacer nada” por un buen rato navegando en internet. Los resultados de esta poco ortodoxa investigación ahora se encuentran en su más reciente libro llamado igual que la clase “Wasting Time on the Internet“, donde comenta que ocurrió en varias de sus clases, las cuales llegan a tener duraciones de hasta tres horas.

Todo partió con textos flojos, pero a medida que avanzó el tiempo, interesantes ejercicios artísticos y de conexión entre pares se vieron; por ejemplo, el ponerse a cantar una canción de YouTube entre todos o compartirse sus ordenadores entre ellos. La idea de Goldsmith fue busca recopilar y demostrar la utilidad creativa que puede tener realizar actividades tan de ocio como armar una lista en Spotify, revisar los perfiles de amigos en Facebook, intentar tuitear una historia coherente, etc.

kenneth

Goldsmith busca que se desplace la idea de que uno “hace nada” en internet, poniendo como ejemplo la diferencia entre estar solo navegando en una pestaña o en 16 pestañas, viendo o haciendo múltiples cosas a la vez, y la manera en que esto alimenta nuestro subconsciente y su rama creativa. De hecho, va tan lejos como para sugerir que actividades ociosas como estas van muy ligadas al surrealismo y que pueden servir de inspiración para producir ese tipo de arte. “El internet es Salvador Dalí. Él predijo Internet.”

También es crítico respecto a dos importantes puntos que se juzgan sobre la tecnología actual. Primero, el que distrae a la gente por estar todo el día “pegados” a sus aparatos: “Cuando veo a mi alrededor a gente sujeta a sus dispositivos, nunca había visto tal gran riqueza de concentración, foco y compromiso”. Segundo, que ocurre con aquellas personas que, por diversos motivos, busca desaparecer de la internet:

¿Quién puede vivir sin internet? Debes ser muy privilegiado para vivir fuera de internet. Conseguimos nuestros trabajos a través de internet, conseguimos nuestros amantes por internet, nuestros horarios de trabajo… Hacemos nuestras operaciones bancarias a través de internet. ¿Quién se puede permitir irse de internet y qué significa eso?

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.

Siguiente Noticia:
Noticia Anterior:

Comentarios