Este genial corto nos enseña a no confiar en los duendecillos amables

Este genial corto nos enseña a no confiar en los duendecillos amables

Un paracaidista británico se estrella en el bosque en plena Segunda Guerra Mundial, y es auxiliado por una encantadora y benévola criatura mágica del bosque. Hasta aquí, el guión de este corto parece un maravilloso cuento de hadas, pero a veces es mejor no fiarse de los duendecillos, sobre todo cuando no parecen muy espabilados.

Read more…



Siguiente Noticia:
Noticia Anterior:

Comentarios