iPhone 6 vence al Galaxy S6 en prueba de rendimiento de juegos

Jugar en el móvil es una de las actividades más comunes, hay cientos de miles de juegos en las tiendas de aplicaciones y teléfonos con capacidades monstruosas para sacarles provecho. ¿Cuáles son los mejores teléfonos para esto?

GameBench ha realizado una prueba a los cuatro móviles de gama alta más recientes: iPhone 6, Samsung Galaxy S6, HTC One M9 y Nexus 6. Por medio de una herramienta que mide el rendimiento y estabilidad en los juegos más potentes, el estudio ha determinado que el iPhone 6 es el mejor teléfono para jugar.

¿Qué se analiza?

Antes de comenzar el trolleo analicemos con calma el proceso y los resultados. GameBench utilizó una herramienta capaz de medir el conteo de cuadros por segundo (fps) al jugar sin ser interrumpido por otras actividades. Los dos valores que se compararon en los cuatro móviles fueron el promedio de fps y la estabilidad, que es el porcentaje de tiempo que podemos jugar con la tasa promedio de fps.

Los juegos analizados fueron Asphalt 8: Airborne, Real Racing 3, Dead Trigger 2, Kill Shot, Modern Combat 5: Blackout, Boom Beach, XCOM Enemy Territory, GTA San Andreas, Marvel: Contest of Champions y Monument Valley. La mayoría de estos son juegos que demandan hardware poderoso.

gamebench_benchmarks

El resultado final indica que el iPhone 6 tiene la tasa promedio de cuadros por segundo más alta (40fps) y ha sido el único dispositivo capaz de mantener un promedio mínimo de 30 fps. En la parte de estabilidad se mantiene al 92% y detrás de el se encuentran el Galaxy S6, HTC One M9 y Motorola Nexus 6.

El rendimiento varía con cada juego, por ejemplo en Asphalt 8 el promedio más alto de fps lo tiene el HTC One M9, pero en estabilidad se queda al fondo de la tabla. Algo similar ocurre con Real Racing 3, en donde el Galaxy S6 tiene un conteo promedio más alto pero es superado por mucho en la parte de estabilidad por el iPhone 6.

El rendimiento no depende del teléfono solamente

modern_combat5

Los números pueden mentir y GameBench lo sabe, ya que no todo depende del hardware. Por ejemplo en el caso de Modern Combat 5, el iPhone 6 no tiene problema en llegar a los 60 fps, sin embargo en las versiones de Android la tasa de cuadros está limitada a 30 y el Galaxy S6 resulta ser el más estable.

La optimización depende del desarrollador y hay buenos ejemplos en iOS, pero algo que nos gusta de Android es que en algunos juegos puedes alterar las opciones visuales para lograr un mejor rendimiento. El ejemplo más evidente ocurre en el benchmark de GTA San Andreas, que se desempeña mejor en Android con las opciones por default, aunque también ofrece modificarlo para verse impecable con el riesgo de sufrir ralentizaciones en algunas zonas.

iPhone 6 vs Galaxy S6

Para los puristas este benchmark no tendría sentido ya que no se evalúan en las mismas condiciones (algunos están optimizados, otros no) Los resultados de GameBench indican que el iPhone 6 ofrece una experiencia 10% más fluída que el Galaxy S6 cuando se compara con los juegos más demandantes. Ojo que esto se enfoca específicamente en los videojuegos, no en otros factores.

Pueden leer el análisis en el sitio de GameBench.

Siguiente Noticia:
Noticia Anterior:

Comentarios