La absurda y peligrosa #LeyFayad

La propuesta de ley en México cuyo objetivo es “prevenir, investigar, perseguir y sancionar los delitos informáticos”, presentada el pasado martes por el senador del Partido Revolucionario Institucional, Omar Fayad, es por sus características “la peor iniciativa sobre internet de la historia”, como bien la califica la Red en Defensa de los Derechos Digitales.

Y es que si bien la iniciativa de Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Informáticos es una más de esas propuestas gubernamentales en las que bajo el cobijo de querer buscar un mejor ecosistema cibernético se pretende vulnerar una serie de derechos digitales, lo que realmente destaca es la pobre estructura con la que está construida, elemento que deja lugar a un sinfín de interpretaciones.

La Red en Defensa de los Derechos Digitales destaca en este gran texto informativo varios aspectos clave que hay que tomar en cuenta para observar lo absurdo de esta propuesta. Como ejemplo, basta observar la definición de “Terrorismo informático” en donde se establece que “la difusión de información con el objetivo de causar pánico y desestabilización de la paz pública” es motivo de sanción. El problema aquí es que prácticamente cualquier tuit o post de Facebook con tintes políticos podría ser considerado como terrorismo informático.

Además se presenta la idea de crear una policía cibernética la cuál tendrá el objetivo de vigilar la red con la principal facultad de obtener la información de usuarios a demanda. Si a esto le sumamos que los proveedores de Internet deberán “proporcionar oportunamente asistencia técnica y la información que requieran las autoridades federales competentes para la investigación de los Delitos Informáticos” como se establece en su Artículo 11, nos damos cuenta que esta propuesta de ley tiene los ingredientes exactos para vulnerar los derechos de cualquier cibernauta en México.

Si bien es necesario contar con una regulación para evitar los ataques cibernéticos, por el bien de los derechos digitales en México esperamos que esta ley no sea aprobada.

Siguiente Noticia:
Noticia Anterior:

Comentarios