La tecnología viste a la moda (y a la salud)

En un mundo que cambia y se reinventa día a día, era de esperarse que justamente la moda no se quedara fuera de las últimas tendencias. Lo que quizás no se sabía era que más allá de texturas, colores y cortes, sería la tecnología la encargada de aportar las novedades más resonantes del mundo de la indumentaria.

Hoy ya podemos hablar de las prendas inteligentes, o wearables, que utilizan la tecnología para prevenir enfermedades, controlar la salud y brindar diagnósticos a partir de cosas tan simples como ponerse una remera. (Seguir leyendo)

Camiseta para controlar la epilepsia

La epilepsia es una enfermedad que se caracteriza, entre otros síntomas, por convulsiones recurrentes. A través de unos sensores biométricos que se conectan en forma inalámbrica con un smartphone, una remera podría detectar cuándo un ataque de epilepsia puede producirse en una persona, para luego poder enviar los datos automáticamente a analizar.

“En lugar de utilizar computadoras de escritorio y forzar a los pacientes a estar en cama, podemos usar teléfonos inteligentes y conexiones inalámbricas señaló citado en esta nota Pierre Fournier, Director Ejecutivo de Bioserenity, la empresa  francesa que está desarrollando este tipo de prendas. Lo que se logrará con esto es que los pacientes tengan acceso a un tratamiento adecuado con mayor rapidez.

Sujetadores que detectan tumores

En este caso, iTbra (así se llama la prenda) envía información para ser analizada mediante algoritmos cuando registra variaciones en la temperatura corporal. De esta manera, el sujetador podría detectar cáncer de mama en las mujeres.

Durante los ensayos clínicos nuestra tecnología fue capaz de detectar cánceres que la mamografía no diagnosticó por ser tumores muy pequeños, por ejemplo” explicó Rob Royea, presidente de Cyrcadia Salud,  la compañía que fabricó este sistema de diagnóstico que actualmente está esperando la aprobación de la Food and Drug Administration (FDA, ente regulador encargada de la administración de medicamentos en los Estados Unidos).

Los bebés también tienen ropa inteligente

Esta moda de aplicar la tecnología a la indumentaria no es sólo para adultos. Los recién nacidos también tienen esta posibilidad. Un bebé gatea por la casa con un pañal que aparenta ser normal pero que, en realidad, analiza los fluidos que el niño deposita en él, y expone los resultados en una pantalla pequeña en la parte frontal del pañal. Éste envía datos (obviamente al smartphone de los papás) que pueden ser cruciales ante eventuales riesgos de deshidratación, infecciones de orina o problemas renales.

Por otro lado, está el Sproutling, que se coloca como una tobillera y mide la temperatura, frecuencia cardíaca, los movimientos del bebé mientras duerme y, como si fuera poco, la temperatura y luz de la habitación.

También están el body termocrómico y el de baño: el primero tiene un estampado cerca del cuello del bebé en el que se ven dos dibujos, uno rojo (para utilizar como referencia) y otro que va variando su color dependiendo de la temperatura de la criatura. Esto permite saber si el bebé tiene fiebre. Y, en el segundo, la prenda está compuesta por poliamida que permite que el impacto de los rayos solares sea leve.

La ropa inteligente es un mercado en expansión y seguramente tendremos más novedades pronto (que les contaremos, como es sabido, en Tendencias Digitales). Lo que cabe preguntarse ahora es: ¿será que la moda en el futuro próximo no pasará por el color de tu remera sino por si se adapta al clima o si te avisa el ritmo de tus pulsaciones? Veremos…

Este post se publicó primero en el blog de Tendencias Digitales de Telefónica

Imagen:

La entrada La tecnología viste a la moda (y a la salud) aparece primero en Think Big.

Siguiente Noticia:
Noticia Anterior:

Comentarios