Los descubridores del “GPS del cerebro” ganan el Nobel de Medicina

El investigador británico-estadounidense John O’Keefe y la pareja noruega May-Britt y Edvard I. Moser han sido galardonados hoy con el premio Nobel de Medicina por su descubrimiento del “GPS interno” del cerebro.

El trabajo de los tres investigadores desvela las neuronas que nos permiten saber dónde nos encontramos en cada momento o cómo llegar de un sitio a otro, algo que ha intrigado y obsesionado a científicos y filósofos durante décadas.

En 1971, O’Keefe, profesor de neurociencia en el University College de Londres, descubrió en ratas el primer componente de este sistema de posicionamiento: un tipo de células nerviosas que se activaban alternativamente cuando una rata estaba en uno u otro punto de una habitación. Se trataba de las primeras neuronas de posicionamiento que se observaban y se encargaban de hacer un “mapa de la habitación”. Esas “células de lugar” se encontraban en el hipocampo, una región del cerebro que recibe este nombre porque tiene forma de caballito de mar. Esta localización tiene su lógica ya que el hipocampo es una de las partes más internas, mejor conservadas y primitivas del cerebro y el posicionamiento es esencial para conocer nuestro entorno y evitar acabar siendo devorados por un depredador.

Más de tres décadas después, en 2005, May-Britt y Edvard Moser, un matrimonio de científicos que, actualmente, dirige el Instituto de Neurociencias Kavli, en Noruega, descubrieron otra clave de este “GPS cerebral”: un sistema interconectado de neuronas que determinan la posición y nos ayudan a encontrar el camino para ir a un destino concreto.

Los hallazgos de los tres nobeles se hicieron en animales pero se ha descubierto que el ser humano también tiene las células nerviosas que forman este sistema de posicionamiento. Se encuentran en una zona del cerebro llamada corteza entorrinal que se comunica con el hipocampo para que el sistema funcione correctamente. En las personas con Alzheimer estas dos áreas están dañadas y por eso tienen problemas para orientarse y pueden llegar a perderse. El estudio de estas redes cerebrales podría ayudar ahora a explicar el Alzheimer y la causa de la devastadora pérdida de memoria.

El año pasado, el New York Times produjo un vídeo sobre las investigaciones del matrimonio Moser en el que éstos explican su trabajo.

Ver en YouTube

Otra opción interesante para profundizar en el tema es ver esta charla divulgativa y subtitulada al español del neurocientífico Neil Burgess que también estudia los mecanismos neuronales que utiliza el cerebro para decirnos dónde estamos.

Ver en YouTube

Siguiente Noticia:
Noticia Anterior:

Comentarios