Una inteligencia artificial vigilará Wall Street para pillar a los tramposos

Una inteligencia artificial vigilará Wall Street para pillar a los tramposos

Dos de los operadores de mercados más importantes integrarán inteligencia artificial para vigilar las operaciones fraudulentas en los mercados.

La inteligencia artificial ya es capaz de ganar a maestros del ajedrez y al Go (al menos la de Google), tomar fotos desenfocando el fondo y hasta gobernar armas sin necesidad de intervención humana. Dentro de las decenas de miles de usos de la inteligencia artificial, hay uno que se ha venido usando desde casi el principio de este nuevo dorado: analizar patrones de uso y pillar a los tramposos. Las Vegas, casas de apuestas y casinos online, ya lleva utilizando estos sistemas para analizar conductas anómalas.

Ahora, la inteligencia artificial da el salto a Wall Street para hacer, precisamente, lo mismo que hace en las casas de apuestas online: pillar a tramposos en los mercados de valores que producen comportamientos anómalos en las bolsas. En tiempo real. Dos de las operadoras de valores más grandes del mundo tienen en marcha planes para integrar sistemas de inteligencia artificial de vigilancia de cara al nuevo año, además de las intenciones del regulador norteamericano para sumarse al plan.

La intención es que estos sistemas artificiales sean capaces de detectar comportamientos anómalos con mayor rapidez que los operadores de mercado o que los reguladores, y que sean capaces de detectar, en base a históricos y a un conjunto de variables, anomalías, bien por injerencia humana o bien por falla informática, además de poder detectar y evitar situaciones como el Flash Crash de 2010

Con la integración de estos sistemas de vigilancia de IA, y junto con la popularización de los sistemas de HFT (Negociación de alta frecuencia) los mercados de valores son cada vez más autónomos, por lo que puede ser interesante para eliminación total de las operaciones de valores fraudulentas o los intentos de manipulación de mercados, pero también puede hacerlos más propensos a fallas cuando la máquina no comprende el contexto.

Sea como sea, parece que hay una nueva policía en Wall Street; y esta no necesita dormir, no descansa y siempre está vigilante. La inteligencia artificial ha llegado para quedarse.

Siguiente Noticia:
Noticia Anterior:

Comentarios